Solicitar Información

Blog

Aprenda a tomar sabias decisiones

Guatemala, 28 de Febrero 2020

1. DESE CUENTA DEL PODER DE TOMAR UNA DECISIÓN

Antes de que comience a tomar decisiones, debe de comprender lo que implica: sus consecuencias. Cualquiera que tome desata una cadena de eventos en movimiento.

 

2. SIGA SU INSTINTO

Muchas veces toma demasiado tiempo en tomar una decisión porque tiene miedo de lo que pueda suceder. Es mejor aprender a confiar en su instinto. Las intuiciones siempre vienen determinadas por una sensación de querer hacer algo. Quizás sus pensamientos vayan por el buen camino y sea momento de arriesgarse por ellos. 

 

3. REDUZCA SU GAMA DE OPCIONES

No sirve de nada tener varios frentes abiertos e intentar sacar lo positivo y negativo de cada uno de ellos. Cuantas más opciones hay, más exigen a su capacidad para procesar información, lo que puede confundirlo, hacer que pierda el tiempo, aumentar el riesgo de error y dejarlo insatisfecho con su decisión. Es mejor que tenga claro sus objetivos y elimine las decisiones que no cumplan las características para llegar a ellos. Quédese con dos caminos diferentes y cree una lista para saber cuál puede ser el mejor.

 

4. TOMA MUCHO IMPULSO

Lanzarse a la piscina no tiene por qué ser algo negativo. Lo importante es que tenga la seguridad en lo que va hacer y se muestre convencido de que es la opción correcta.

 

5. EVITe LA PRESIÓN SOCIAL

Nadie es inmune a la presión social. Las opiniones de la gente de su alrededor le pueden influir e incluso puede llevar a modificar sus pensamientos. No deje que otros decidan por usted y qué dirección debe tomar. Acepte consejos pero no directrices.

 

6. APUESTE POR LO QUE LE GUSTA

Es importante que tenga en cuenta que su decisión esté fundamentada en algo que aporte una actitud positiva en su vida. Es mejor que decida hacer lo que le gusta porque, aunque al final no vaya bien, tendrá la sensación de haber hecho lo que realmente quería.

 

7. APRENDA A REDIRIGIR SUS OBJETIVO

Tenga en claro que tomar una decisión no significa llegar con ella hasta el fin. Si ve que no da los resultados que tenía pensados no se desanimes y aprenda a modificar lo que había planeado. Redirija sus objetivos y sobre todo, dase tiempo para volver a tomar la mejor decisión.

 

Compartir

Hacer Comentario